«El 19 de junio abrió una herida que sigue abierta por la falta de justicia»

El 19 de junio abrió una herida que sigue abierta por la falta de justicia, de investigación, por violaciones a derechos humanos que se cometieron y siguen sin castigo, este conflicto no inició el 19 de junio sino el 19 de mayo en la caseta de Huitzo.

A más de un año del operativo fallido, solo se habla de las víctimas de Nochixtlán, sin embargo, comunidades como Huitzo y Telixtlahuaca fueron afectadas por la policía, según se evidencia en el Informe “Operativo Oaxaca 19 de junio”, mismo que fue presentado el día de ayer en la explanada municipal de San Francisco Telixtlahuaca, con la participación de defensores de derechos humanos, pobladores e integrantes de la Coordinadora de padres, madres y maestros de Telixtlahuaca.

Este informe es el resultado del trabajo de documentación de varias ONG’s como CODIGO DH, Consorcio Oaxaca, Fundar México y Luna del Sur y contamos con el respaldo de una veintena de organismos civiles que avalan lo que hemos documentado.

El informe «Operativo Oaxaca 19 de junio» busca denunciar la falta de investigación,  el actuar arbitrario de las corporaciones policíacas, así como la falta de servicios médicos.

«No es menor lo que sucedió aquí en el crucero de Huitzo, es evidente la violencia y sobrevuelos realizados por helicópteros de la Policía Federal» comentó Sara Méndez, «realizamos un trabajo de documentación a través de entrevistas con víctimas directas, este informe recogió 145 testimonios que muestran a 226 víctimas con lesiones diversas».

«Sabemos que algunos hospitales cerraron sus puertas y hubo una persecución hacia quienes estaban brindando apoyo en ese momento» dijo Sara Méndez.

Cabe destacar que el informe contabilizó 84 personas lesionadas por arma de fuego, posteriormente y según las cifras recuperadas por la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, reportaron más de 100.

«Las organizaciones nos movilizamos hacia los lugares donde ocurrió el operativo, realizamos las entrevistas con personas que quisieron colaborar con nosotros, en Viguera, fue difícil, pues había desconfianza en las personas, además de ser una zona más poblada» recalcaron.

Durante la presentación del informe en Telixtlahuaca, se expuso una serie de fotografías  recuperadas por la población que quiso compartir los hechos ocurridos.

«Tenemos que apostarle a que no quede en el olvido, exigir justicia por lo sucedido, hace un año y hasta el momento no hay ningún responsable de lo que ocurrió en Nochixtlán, Huitzo, Telixtlahuaca y Viguera» compartió Jesús Chavez, quien también reconoció el acompañamientos de las organizaciones civiles en los últimos meses ante la exigencia de justicia.

Por su parte Andrés Díaz integrante de la organización Fundar México lamentó que a un año y un mes de esta tragedia no ha habido consecuencias memorables del Estado que tengan un acceso a la justicia, «cada vez que el gobierno mexicano quiere atender una problemática de protesta no solo criminaliza, además se da el lujo de ostentar todo tipo de violencia y reprimir, ocasionando violaciones de derechos humanos que el Estado esta encargado de proteger» dijo.

El defensor enfatizó en que «es necesario decir qué derechos se violó y recordarle al Estado que él es el garante de derechos humanos y que no solo los utilicen en sus discursos y mensajes de programas de radio y Televisión».

En las comunidades de Huitzo y Telixtlahuaca hubo tortura, como especie de castigo. Además, cabe destacar que más de la cuarta parte de las víctimas se encontraban en sus casas o realizando sus labores diarias sin participar en el bloqueo pacífico al momento de ser agredidas.

Por su parte Consorcio Oaxaca hizo mención sobre 81 víctimas directas del operativo, que contabilizaron en la zona. Entre los agravios que sufrieron sobresalen: lesiones por disparos de bala de goma, golpes, fracturas, intoxicación, quemaduras y grave afectación psicológica.

Conoce a detalle las ocho recomendaciones de la sociedad civil sobre el caso.