#DefensorES – Mujeres y hombres la voz de la tierra es una campaña estatal para el reconocimiento y visibilización del trabajo de personas defensoras comunitarias de derechos humanos del estado de Oaxaca.

Las personas defensoras juegan un papel muy importante para impulsar el respeto de los Derechos Humanos en el mundo. Muchas personas en México y Oaxaca defienden sus derechos en un contexto de violencia, desigualdad y pobreza, exigiendo en todo momento el respeto de los mismos, acceso a la justicia, dignidad. Su lucha y compromiso muchas veces termina confrontándoles con autoridades, grupos de choque, empresas, que ven en ellos un obstáculo para sus planes, poniéndoles en riesgo de sufrir agresiones.

Por esto, queremos hacer visible y reconocer su labor en pro de los derechos humanos en el Estado de Oaxaca a través de una serie de videos que muestras sus historias y las diferentes formas en que defienden los #DDHH.


Videos

Alejandro Sosa, es originario de San Dionisio del Mar, presidente de la Asamblea del pueblo, campesino y defensor de la tierra, el territorio, el mar y el viento.

La Asamblea del Pueblo de San Dionisio del Mar, surge en 2012 a raíz de la lucha contra la empresa eólica Mareña Renovables y continúa su lucha hasta el día de hoy, porque para la Asamblea, el mar, la tierra, el territorio y el viento, son sagrados y es la herencia de los abuelos y abuelas.

Porfiria Castellanos originaria de San Dioniosio del Mar, ama de casa y defensora de la tierra, el territorio, el viento y el mar.

La participación de la mujeres fue fundamental en la defensa del territorio, en la lucha contra la empresa eólica Mareña Renovables en 2012, que posteriormente dio inicio a la Asamblea del pueblo de San Dionisio del Mar, su participación continua y Porfiria es un claro ejemplo.

Porfiria denuncia, que por ser parte de la asamblea del pueblo, la autoridad municipal no les brinda los apoyos necesarios para la reconstrucción de sus viviendas, que quedaron en ruinas por el sismo de 8.2, el pasado 7 de septiembre del 2017.

Edgar Martín, Flor de María Fuentes y Elba Carrasco Cruz, como parte de la Asociación de Padres de Familia de la secundaria técnica nº 33 de Unión Hidalgo, emprendieron una lucha legal para exigir a las autoridades la reconstrucción de la secundaria, que a raíz del sismo del 7 de septiembre del 2017 resultó con graves afectaciones, a más de un año del sismo los avances son apenas del 15%.

Comenzaron a buscar ayuda con las instituciones correspondientes para iniciar la reconstrucción de la escuela donde sus hijos e hijas pasaban a mitad de su tiempo, encontrándose solamente con la ineficiencia del estado, razón por la cual demandaron a los tres niveles de gobierno y a IOCIFED.

Isabel Jiménez es originaria de Juchitán, Oaxaca. Es médica tradicional y defensora de la tierra y el territorio.

Los parques eólicos han invadido el territorio donde ella y otras médicas tradicionales recolectaban plantas medicinales que ocupan para realizar pomadas, jarabes y tinturas.

Por su labor de defensa del territorio ha recibido ataques, en 2012 quemaron su parcela donde había sembrado al menos una hectárea de plantas medicinales.

Cristina Solis vive en San Juan Cacahuatepec, Oaxaca, es una de las fundadoras e impulsoras del Comité de Mujeres de Apoyo Social (CMAS), además es integrante de las comunidades eclesiales de base, agente de pastoral y catequista.

Actualmente impulsa también un tianguis comunitario, donde se venden productos orgánicos de la región, evitando el uso de utensilios desechables.

Laureano Toledo López “El Palmerito”, es comunero, palmero y defensor del palmar de Unión Hidalgo, por herencia de su abuelo y su padre.

“Palmerito” nos cuenta que la producción del palmar ha disminuido desde la construcción de aerogeneradores, ya que para su contrucción utilizan cemento, bloqueando las venas acuíferas que alimentan el palmar.
Además los campesinos y palmeros ya no son libres de transitar por esos terrenos, son cuestionados en su propia tierra por la policía que resguarda el parque eólico, y los interés de los empresarios.

Sofia Morales, es originaria de Santa María Ipalapa, Putla, Oaxaca. Es catequista y defensora del río Camarón, que se encuentra en su comunidad, le preocupa la contaminación y la falta de conciencia de los pobladores de Ipalapa sobre el cuidado medio ambiente, desde hace aproximadamente 9 años se ha encargado de generar una cultura de respeto a la naturaleza y aunque para ella no ha sido una lucha fácil, actualmente sigue realizando actividades para la defensa del río.

Una de las actividades que realiza junto con sus catecumenos, son carteles que coloca junto al río y en las calles del pueblo, invitando a la población a no tirar basura en el río.

Guadalupe López Reyes, vive en Santa María Ipalapa, le preocupa la contaminación del río Cámaron que se encuentra en la comunidad.

Es consciente del problema del agua, el suministro de la red de agua potable no es suficiente en temporada de sequía. Está dispuesta a seguir luchando para que futuras generaciones puedan disfrutar de él.

Saidel Palafox es originario de San Dionisio del Mar, Oaxaca, en este lugar se dedica a la pesca de camarón, al campo. Es integrante de la Asamblea General del Pueblo desde 2012, por su participación constante en la lucha, hace dos años forma parte de la mesa directiva.

Saidel nos cuenta qué implica para él, estar al frente de una Asamblea, mezclar sus tiempos de trabajo y familia con la defensa del territorio. Una de las cosas que lo hace sentir tranquilo, es saber que hay personas que están al pendiente de su lucha. En San Dionisio existen más de 500 pescadores libres, que día a día van al mar a conseguir el sustento para su familia.

Maria, Ania y Monse, radican en Puerto Escondido, donde desempeñan una labor muy importante. En Zapotalito, una comunidad a una hora de distancia de Puerto Escondido asesoran a la Cooperativa de Mujeres pescadoras del Manglar, dedicadas a las pesca de tichinda.

En Puerto Angelito acompañan a la Cooperativa de Buzos, que se dedican a la pesca de ostión. Para ellas es de gran importancia acercar información científica a las personas, para fortalecer su trabajo y a las comunidades a las que pertenecen.