“No permitiremos ningún trabajo de exploración o explotación minera” Advierten comunidades

En una toma pacífica de las oficinas de SEMARNAT en Oaxaca, comunidades afectadas por el proyecto minero “San José” denunciaron que dicha institución ha promovido estudios para realizar exploraciones mineras directas en una superficie total de 167 m2 por hectárea (zonas de uso agrícola), violando los acuerdos de asamblea que declara a sus comunidades como territorios  prohibidos para la minería.

Foto: Peace Brigades International (PBI)

Ayer los pobladores de Magdalena Ocotlán, San José del Progreso, Monte del Toro y San Martín de los Cansecos acudieron a las oficinas de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) en la ciudad de Oaxaca, para exigir que las autoridades correspondientes atiendan las afectaciones causadas por el proyecto minero “San José”.

Los Comisariados de Bienes Ejidales denunciaron que la empresa minera promovió ante la SEMARNAT el 24 de noviembre de 2016 un estudio técnico con el objetivo de realizar exploraciones mineras directas con un total de superficie de 167 m2 por hectárea en zonas de uso agrícola, planteadas dentro de la concesión minera Progreso II, para acondicionar planillas y perforar a diamante la Veta María. Estudio que se encuentra registrado ante la SEMARNAT con número 20OA2016MD086.

A pesar de haber hecho entrega de una denuncia popular ante la PROFEPA el pasado 26 de septiembre de 2016, en la cual pedieron al Delegado Tomás Víctor Gonzáles Ilescas, una audiencia para exponer sus argumentos;  hasta el momento sólo han recibido un oficio de aceptación de dicho documento.

Las comunidades  afectadas  también exigieron a la Procuraduría  Federal de Protección al Ambiente y a la Secretaría de economía, constatar las afectaciones producidas al ambiente y la cancelación de concesiones que violentan el derecho al territorio y libre determinación, reconocidos por el gobierno mexicano y tratados internacionales de derechos humanos.

Las concesiones mineras con títulos: 229652, 231866, 231751, 231752, 231796, 231537, 231538, 191184, 235699, 235700, 235074, 230489, 230278, 238816, otorgadas a las empresas mineras: Compañía Minera Cuzcatlán S.A. de C.V., minera Aurea S.A. de C.V., Cia Minera y Metalúrgica Ejutla S.A. de C.V., Compañía Minera Plata Real S.A. de C.V.

Cubren una superficie de 49 376.3501 hectáreas que corresponde también, a un área de recarga de los mantos acuíferos en la micro-región, por ende la autorización de permisos para realizar dichas exploraciones, constituyen una grave amenaza en términos ambientales para estas comunidades.

A 5 meses de haber denunciado ante la PROFEPA la total impunidad en la que opera la empresa Fortuna Silver Mines (FSM) desde el 2014,  aún no existe ninguna respuesta favorable por parte de esta autoridad encargada de la protección al medio ambiente. Las comunidades ratificaron que no permitirán ningún trabajo de exploración o explotación minera en sus ejidos y comunidades, asimismo se pronunciaron a favor de la vida y en contra de la minería.

 

Aquí decimos SI a la Vida, No a la Minería.

Foto: Peace Brigades International (PBI)