Pobreza, desigualdad social y discriminación ponen en riesgo a defensoras de DH en Oaxaca

En el marco del Día Internacional para la eliminación de la violencia hacia las mujeres, Alba Cruz, abogada, defensora de derechos humanos e integrante del Comité de Defensa Integral de Derechos Humanos Gobixha A.C. (CODIGO DH)  denunció que en Oaxaca hay una agresión cada tres días contra defensoras comunitarias y 415 feminicidios en todo el Estado.

defensoras-de-mujeres-en-el-istmo-de-tehuantepec

Foto: Bajo Palabra

Durante el foro 2016 Diálogos por los derechos humanos de las mujeres, realizado en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, defensoras de derechos humanos expusieron la violencia que se vive en el Estado hacia este sector de la población, en un contexto de pobreza, desigualdad social y discriminación que enfrentan constantemente mujeres defensoras y que las coloca en una situación de riesgo.

“Ante la indescriptible violencia a la que hemos llegado, la respuesta del gobierno mexicano ha sido el reforzamiento solo del estado policial y militar y con ello el abuso represivo y criminalizante hacia defensoras y defensores de DH” denunció Alba Cruz

El 10 de noviembre la Red de Defensoras de Oaxaca, publicó el informe “Defensoras de derechos humanos, desafíos para su protección integral” destacando que las agresiones documentadas se debe a la defensa de los derechos a una vida libre de violencia, el derecho a la tierra, territorio y recursos naturales.

Otros más a quienes defienden el derecho a la participación política y comunitaria de las mujeres y la defensa de los derechos civiles y políticos.

Son principalmente las mujeres quienes enfrentan el acompañamiento de procesos penales cuando alguien es detenido arbitrariamente, son las madres, esposas e hijas quienes se convierten en luchadoras sociales.

CODIGO DH ha documentado en el Istmo de Tehuantepec 53 incidentes en el caso de la resistencia de los parques eólicos, dentro de una consulta amañada, la cual ha dado como resultado 21 agresiones hacia mujeres defensoras de la tierra y el territorio, quienes han denunciado amenazas, vigilancia, intimidación, agresiones físicas y verbales, difamación y retención.

Cabe mencionar que la participación activa de las defensoras ha sido un principal motivo para sufrir este tipo de incidentes, ataques que tienden a minar el tejido social, la confianza, la seguridad de otros miembros de sus familias llevándolas a situaciones de conflicto, estrés y culpa ante las agresiones y amenazas sufridas.

Alba Cruz explicó que actualmente hay tres grandes retos para las defensoras y defensores de derechos humanos en el Estado de Oaxaca:

  • Lograr el reconcomiendo real de la labor de las personas defensoras de los derechos humanos, que permita bajar los niveles de riesgo.
  • Adoptar las medidas necesarias para la implementación y el establecimiento de una política pública eficaz para protección de personas defensoras de derechos humanos actualmente el mecanismo de protección federal ha sido un fracaso, no tiene realmente los elementos y no responde a las necesidades.
  • Lograr combatir la imperante impunidad en la procuración de justicia que ha mantenido, la corrupción, complicidad y el uso de la justicia para justificar dichos ataques son lo que reina en las indagatorias que se interponen por este tipo de casos.