Reparación integral y derecho a la verdad #TodosSomosJorgeYJavier

En la madrugada del 19 de marzo de 2010, Jorge y Javier, estudiantes del TEC de Monterrey fueron brutalmente asesinados por soldados del Ejército mexicano. Hoy, el Gobierno federal reconoce su responsabilidad.

La tortura y ejecución extrajudicial de Jorge y Javier, estudiantes del ITESM Campus Monterrey el 19 de marzo de 2010 por elementos del Ejército Mexicano, es una cruenta violación a los derechos humanos que refleja el enfoque criminal, desaseado e ineficaz de las políticas de seguridad pública.

En las lógicas de guerra, todo civil puede ser un enemigo, y más allá de la aparente confusión que elementos del Ejército tuvieron para asesinarlos, se devela que no están preparados para estar en las calles y que su presencia, por sí misma, es un riesgo a la vida, libertad e integridad de las personas.

El caso de Jorge y Javier nos recuerda que no se puede combatir la inseguridad con violaciones a los derechos humanos y que es necesario pensar más allá de las corporaciones armadas, policíacas – ahora de «Guardia Nacional» – para atender las necesidades de seguridad y justicia de la población en México.

Después de 9 años de lucha, el Estado Mexicano realizará una disculpa pública y un reconocimiento público de su inocencia en las instalaciones del Tec de Monterrey con presencia de la CNDH, CEAV, SEGOB, Sedena, Gobierno de Nuevo León y FGR, como parte de las medidas de reparación integral del daño.

El evento se podrá seguir por: www.facebook.com/GiradeDocumentalesAmbulante

Vale recordar que la reparación del daño es una obligación del Estado y un derecho de las víctimas, que expresa el reconocimiento a estas últimas como individuos y ciudadanos cuyos derechos han sido violados, el reconocimiento de la responsabilidad del Estado en las violaciones, así como el compromiso público de responder por el impacto persistente que las violaciones tienen en la vida de las víctimas.