Comunicado| Garantizar los derechos humanos de mujeres indígenas es fundamental para el desarrollo sostenible

portada

Foto: La Jornada

 

(26 de septiembre de 2016).- Para erradicar las brechas de discriminación, desigualdades y distintas formas de violencia que enfrentan las mujeres indígenas es fundamental el acceso a la justicia y la realización de todos los derechos humanos, afirmó Ana Güezmes, Representante de ONU Mujeres en México.

Al participar en el Foro de Alto Nivel Empoderamiento de Mujeres Indígenas y Jornadas de Acceso a la Justicia que se lleva a cabo este lunes y martes en la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, Güezmes aseguró que “no hay desarrollo, ni puede ser sostenible si no se considera a las mujeres indígenas”.

El foro tiene como objetivos dar cuenta de los avances y retos que enfrenta el Estado mexicano en la integración de políticas públicas con perspectiva de género, desde un enfoque multicultural, impulsar el empoderamiento de las mujeres indígenas y visibilizar su rol como agentes de cambio en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

También busca promover el respeto a los derechos humanos de las mujeres indígenas, en cumplimiento de las obligaciones internacionales del Estado mexicano y coadyuvar en la articulación de esfuerzos que llevan a cabo los sectores público y privado, así como las instituciones filantrópicas en materia de empoderamiento económico.

Ana Güezmes señaló que si bien todos los países de América Latina y el Caribe han ratificado la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW) de las Naciones Unidas y han sido pioneros en adoptar la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, entre otras, “tenemos la obligación de activar un compromiso reforzado global y en México, y incrementar la inversión las mujeres indígenas y sus comunidades”.

Comentó que se requiere mejorar las estadísticas y acelerar el ritmo para el empoderamiento de las mujeres y el logro de la igualdad sustantiva, una igualdad en los hechos y resultados entre mujeres y hombres, niñas y niños, en todas las esferas del desarrollo sostenible.

“La expansión de la voz de las mujeres, de su liderazgo y participación constituye una de las áreas prioritarias de nuestro trabajo en ONU Mujeres en México. El acceso de las mujeres indígenas a oportunidades de desarrollo y a la justicia, y la eliminación de la violencia y discriminación y las prácticas nocivas como el matrimonio de las niñas o el embarazo adolescente, nos convocan día a día justo a ustedes”, dijo.

Güezmes agregó que el Estado, las empresas y los hombres deben intervernir para lograr el empoderamiento económico, el acceso a recursos como la tierra, la tecnología o el crédito, al trabajo decente y la reducción de las labores de cuidado y doméstico no remunerado que son realizadas mayoritariamente por las mujeres.

“América Latina y el Caribe, México ha hecho progresos significativos, pero necesitamos un cambio sin precedentes”, expuso.

Indicó también que ONU Mujeres trabaja junto con el Poder Judicial de la Federación y en alianza con el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), para contribuir al acceso de las mujeres indígenas y sus pueblos a la justicia, fomentar la incorporación de la perspectiva de género y la interculturalidad en el sistema de justicia y fortalecer los mecanismos institucionales de impartición de justicia.